Cuento: Detrás de la Vitrina

Desde México, la compañera Lizette Sarahí Enríquez Valencia, nos comparte este cuento de pesadilla, que por desgracia cada vez se parece más a la realidad.


Por Lizette Sarahí Enríquez Valencia

De fuera es como una fábrica común, no hay ningún rótulo que indique desde el exterior cuál es el producto que se fabrica adentro, pero nosotros sabemos a lo que vamos ahí, quizá por eso nos parece novedoso todo y queremos detectar cualquier detalle que nos informe lo que se hace al interior de esa fábrica tan hermética … o tan común, pero nada, sus edificadores fueron muy buenos, no hay ni la más mínima pizca de nada, sería mucho esfuerzo el querer extraer pistas de donde no las hay, si decimos, por ejemplo, que se siente una vibra extraña, que el aire se vuelve turbio, o se percibe una energía oscura, no, la realidad es que nada, ni siquiera eso. Sigue leyendo “Cuento: Detrás de la Vitrina”

Crítica al informe publicado por GIRE en el que se aboga por la regulación de los vientres de alquiler.

México es uno de los puntos rojos para la mafia tecnoreproductiva. Los lobbies pro vientre de alquiler están haciendo su trabajo con intesidad y como muestra, tenemos el último informe publicado por GIRE (Grupo de Información de Reproducción Asistida de México): “Gestación Subrogada en México. Resultados de una mala regulación”, donde abogan por la regulación de esta práctica. Sigue leyendo “Crítica al informe publicado por GIRE en el que se aboga por la regulación de los vientres de alquiler.”

¿Por qué lo llaman altruismo cuando se trata de explotación?

Autora: Yolanda Rodríguez Villegas, feminista, abolicionista, convencida de que un mundo sin explotación es posible y presidenta de Médicos del Mundo Navarra.


Desmontando falacias sobre la gestación por sustitución, alias explotación reproductiva.

Hace tiempo comenté que quería escribir un texto sobre la propuesta de EH Bildu en el tema que el propio partido llama “gestación por sustitución”, que otras personas, partidos políticos (como Ciudadanos) o asociaciones denominan “gestación subrogada”, en definitiva, sobre lo que otras compañeras y yo llamamos “explotación reproductiva”.

Vamos primero con el tema de la terminología, que no es baladí. Llamarlo “gestación subrogada” o peor aún “maternidad subrogada” es una gran falacia, ya que en este último caso, no se trata de maternidad (que ya sabemos que ser madre es otra cosa, no solo gestar y parir), y tampoco podemos llamarlo “gestación”, pues aunque es cierto que la mujer “gesta” la criatura para otras personas, en realidad, lo que se “subroga” es un ser vivo, no como pretenden hacernos creer, la capacidad de gestación, ya que ésta es un paso intermedio, puesto que se compra un “producto final”: un bebé.

No quiero dejar pasar tampoco la forma más popular de denominar esta práctica esclavista “vientres de alquiler”, que es un sinsentido total, ya que no se trata de un vientre lo subrogado, sino de un cuerpo entero de una mujer: la criatura se gesta en el útero, pero se alimenta de todo el cuerpo y, por supuesto todo el cuerpo participa en el “chute hormonal” de un embarazo.

Y lo de alquiler, aún más ridículo si cabe, puesto que no se alquila, se compra. Por más que digan que se alquila la capacidad reproductiva, no es cierto, se compra un bebé, nuevecito, a estrenar. Sigue leyendo “¿Por qué lo llaman altruismo cuando se trata de explotación?”

Neoliberalismo y vientres de alquiler

Autora: Inma Guillem Salvador, Cofundadora de la Plataforma animalista Cassola sense corada. Ha sido coordinadora del Área de feminismo de EUPV en la comarca de la Vall d’Albaida, e integrante del Area de feminismo de EUPV. Actualmente forma parte de Stop Vientres de Aquiler.


Decía Emilia Pardo Bazán hace ya más de un siglo: “Es un error que el papel que le corresponde a la mujer en las funciones reproductivas determine las restantes funciones de su vida”. Poco han cambiado las cosas desde entonces.

Como evolución, podemos constatar que las funciones reproductivas, además de determinar la vida de las mujeres, hoy se inicia el debate de cómo rentabilizarlas al máximo.

¿Qué pinta el neoliberalismo en todo esto?

El neoliberalismo es un sistema político. Uno de sus postulados es la defensa de los derechos y deseos individuales de las personas. Un sistema que educa en la competencia, donde son las decisiones individuales las únicas que repercuten en la situación económica y social de las personas.

Si tú trabajas en un almacén descargando camiones, por ejemplo, no es porque el sistema necesite de la explotación de los pobres para beneficiar a los ricos, no es porque no hayas podido formarte y estudiar por falta de medios, sino porque eres mediocre y tú eres responsable de tu situación. Es muy importante que se entienda este concepto. Una persona neoliberal te dirá que defender los derechos individuales es defender los derechos colectivos, porque los colectivos están formados por individuos.

Ahí es donde entran en escena los vientres de alquiler. Sigue leyendo “Neoliberalismo y vientres de alquiler”

La gestación no es un “trasplante”

Eduardo Aguayo
Biólogo y otras cosas, gay, padre.

En los últimos tiempos, a los sectores regulacionistas de la conocida “gestación subrogada”, comúnmente conocida como alquiler de vientres, les estamos notando un viraje en sus argumentos hacia un sistema que ellos denominan garantista, haciendo uso o replicando nuestro sistema nacional de trasplantes con la intención de encajar en él sus pretensiones. Es por ello que queremos aclarar nuestra postura en contra por los siguientes motivos: Sigue leyendo “La gestación no es un “trasplante””