Conferencia de La Haya: Comunicado de Prensa

Traducido por Stop Vientres de Alquiler

Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado

« Proyecto Parentesco/ Subrogación »

Intervención de una Agrupación de Organizaciones No Gubernamentales de Derechos Humanos.

En marzo de 2015, le enviamos a la Oficina Permanente una contribución mostrando que la subrogación es contraria a la legislación internacional de derechos humanos y propusimos la creación, dentro de la ONU, de una Convención Internacional para la Abolición de la Subrogación. También solicitamos ser consultados como parte del actual trabajo de la Conferencia de La Haya, con el fin de representar la perspectiva de la sociedad civil.Dado que nuestra contribución no se ha tenido en cuenta hasta ahora, hemos solicitado de nuevo que nuestros argumentos sean considerados por el Grupo de Expertos sobre paternidad/maternidad subrogada de la Conferencia de La Haya.

Les pedimos un cambio radical de la perspectiva desde la cual están abordando el tema de la maternidad subrogada.

La subrogación es un enorme mercado de varios miles de millones, enteramente construido  sobre la propiedad del cuerpo de las mujeres y la transformación de las criaturas en objetos de consumo. No es una tecnología de reproducción (técnicamente, para el proceso no se utiliza más que una fertilización in vitro), sino una práctica de explotación social que tiene que ser abolida.

Desde un punto de vista jurídico, quisiéramos llamar la atención del Grupo de Expertos sobre la contradicción flagrante entre los mecanismos en juego en la maternidad subrogada y los principios fundamentales del Convenio de La Haya sobre Adopción Internacional. Con el fin de evitar el tráfico y la compra de las capacidades reproductivas, el artículo 4 del presente Convenio establece, como norma fundamental, que el consentimiento de los padres biológicos, en particular el consentimiento de la madre, sólo puede darse después del nacimiento de la criatura (prohibición de acuerdos previos y de cualquier abandono planificado de las y los s menores), y dicho consentimiento no puede obtenerse mediante el pago o compensación de ningún tipo. Sin embargo, la existencia de tales acuerdos y compensaciones económicas son el componente básico de la maternidad subrogada: el precio del servicio prestado por la madre, y por lo tanto el precio del bebé nacido, es el objeto de un acuerdo preliminar. Existe por lo tanto una contradicción flagrante entre la subrogación y la filosofía subyacente en la Convención sobre Adopción Internacional, una contradicción que no puede ser ocultada mediante un simple artificio legal o semántico. La Conferencia de La Haya no puede, sin ser inconsistente, fomentar por un lado, aquello a lo que con razón se opone por otro.

Por otra parte, la subrogación contradice muchas convenciones internacionales sobre la protección de los derechos humanos, por ejemplo, la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y la Niña y la Convención sobre la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, como se demuestra en el estudio adjunto incluido.

La subrogación es la venta de un bebé, en el sentido que señala el Protocolo Adicional de la Convención sobre los Derechos de la Niña y el Niño. Este protocolo define la venta de niños/as de la siguiente manera:“La venta de niñas/os se entiende como todo acto o transacción en la cual un/a niño/a es transferido por una persona o grupo de personas a otra a cambio de remuneración o de cualquier otra consideración».

Este tipo de transacción es, precisamente, central en la maternidad subrogada, la cual se basa en la entrega del bebé por parte de la madre a los clientes, a cambio de una remuneración o “compensación”. Este pago se ha acordado previamente (incluso en aquellos países donde la subrogación comercial está oficialmente prohibida) en forma de una compensación de gastos vagamente definidos o por “pérdida de remuneración”. El objeto de este intercambio comercial no es sólo el embarazo o el parto, es el propio menor, cuya filiación materna se transfiere a los padres comitentes. Cualquiera de las formas en que se utilice el lenguaje para tapar artificialmente esta realidad, lo cierto es que ésta no se puede ocultarse.

También invitamos a los expertos, y más ampliamente los Estados miembro, a ver más allá de la aparente neutralidad de la terminología jurídica, y tomar conciencia de la extrema violencia de un sistema en el que las mujeres de las familias pobres o humildes, con el fin de cumplir con los contratos previamente acordados, renuncian no sólo a su facultad de tomar sus propias decisiones respecto a su salud (que ponen en peligro), sino también pierden toda posibilidad real de cambiar de opinión y de ser reconocidas como las madres de las criaturas que han llevado durante nueve meses y que han dado a luz. Y esto, ya sea debido a la filiación anticipada en aplicación de la ley o el contrato (como se hace en California), o debido a la preferencia que los tribunales otorgan a los padres comitentes, a pesar de las leyes que exigen oficialmente el consentimiento de la madre sustituta después del nacimiento (como es el caso en el Reino Unido). La subrogación es por tanto, no sólo un abandono planificado, sino en muchos casos un abandono forzado.  La madre,- la mujer que ha dado a luz al bebé-, no es más que un útero. Semejante toma de control de la vida y el cuerpo de un individuo no se había visto desde la abolición de la esclavitud.

Esto es algo que cada vez más países están comprendiendo: haber caído presos de este nuevo tráfico, y enfrentarse en sus propios territorios al horror de esta explotación de las pobres para el beneficio de los ricos occidentales, ha hecho que algunos países hayan decidido prohibir la subrogación incondicionalmente (Tailandia, para la subrogación comercial y Camboya), o al menos la han prohibido para los extranjeros (India, Nepal y México).

Es por ello que reiteramos nuestro llamado a los miembros del Grupo de Expertos de la Conferencia Internacional de La Haya, a quienes pedimos:

  1. Renunciar a trabajar en cualquier instrumento tendente a organizar la maternidad subrogada a nivel internacional o que favorezca el reconocimiento mutuo en este ámbito;
  2. Reconocer la necesidad de una Convención sobre la Abolición de Subrogación, similar a lo que se hizo contra la esclavitud y prácticas análogas a la esclavitud, de los convenios de 1926 y 1956, y recomendar a los Estados miembro de la Conferencia que avancen juntos en esta dirección en el marco de las Naciones Unidas, que es la organización pertinente a este respecto.

Organizaciones firmantes

23 ONG – 8 países – 2 redes internacionales

Arcilesbica Nazionale, Italia

Centre évolutif Lilith, Francia

Chiennes de garde, Francia

Collectif Midi-Pyrénées pour les droits des femmes , Francia

Collectif pour le Respect de la Personne (CoRP), Francia

Coordination des associations pour le droit à l’avortement et à la contraception (Cadac), Francia

CQFD Lesbiennes Féministes, Francia

Elus contre l’enfance maltraitée (Elcem), Francia

Encore féministes ! feminist network of 62 countries

Feminist International Network of Resistance to Reproductive and Genetic Engineering (FINNRAGE), Australia

Femmes et hommes d’avenir, Francia

Femmes pour le dire, femmes pour agir, Francia

Libres Mariannes, Francia

No somos vasijas, España

Pour les droits des femmes du Québec, Canada

Regards de femmes, Francia

Se non ora quando ? Libere, Italia

Societatea de Analize Feministe AnA, Rumanía

Stoppt Leihmutterschaft, Austria

Stop Surrogacy Now, international network

Swedish feminist network against surrogacy , Suecia

The Center for Bioethics and Culture Network, Estados Unidos

Women’s Bioethics Alliance, Australia

Fuente: https://collectif-corp.com/2018/02/05/hague-conference-press-release/

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s