Crítica al informe publicado por GIRE en el que se aboga por la regulación de los vientres de alquiler.

México es uno de los puntos rojos para la mafia tecnoreproductiva. Los lobbies pro vientre de alquiler están haciendo su trabajo con intesidad y como muestra, tenemos el último informe publicado por GIRE (Grupo de Información de Reproducción Asistida de México): “Gestación Subrogada en México. Resultados de una mala regulación”, donde abogan por la regulación de esta práctica. Sigue leyendo “Crítica al informe publicado por GIRE en el que se aboga por la regulación de los vientres de alquiler.”

¿Por qué lo llaman altruismo cuando se trata de explotación?

Autora: Yolanda Rodríguez Villegas, feminista, abolicionista, convencida de que un mundo sin explotación es posible y presidenta de Médicos del Mundo Navarra.


Desmontando falacias sobre la gestación por sustitución, alias explotación reproductiva.

Hace tiempo comenté que quería escribir un texto sobre la propuesta de EH Bildu en el tema que el propio partido llama “gestación por sustitución”, que otras personas, partidos políticos (como Ciudadanos) o asociaciones denominan “gestación subrogada”, en definitiva, sobre lo que otras compañeras y yo llamamos “explotación reproductiva”.

Vamos primero con el tema de la terminología, que no es baladí. Llamarlo “gestación subrogada” o peor aún “maternidad subrogada” es una gran falacia, ya que en este último caso, no se trata de maternidad (que ya sabemos que ser madre es otra cosa, no solo gestar y parir), y tampoco podemos llamarlo “gestación”, pues aunque es cierto que la mujer “gesta” la criatura para otras personas, en realidad, lo que se “subroga” es un ser vivo, no como pretenden hacernos creer, la capacidad de gestación, ya que ésta es un paso intermedio, puesto que se compra un “producto final”: un bebé.

No quiero dejar pasar tampoco la forma más popular de denominar esta práctica esclavista “vientres de alquiler”, que es un sinsentido total, ya que no se trata de un vientre lo subrogado, sino de un cuerpo entero de una mujer: la criatura se gesta en el útero, pero se alimenta de todo el cuerpo y, por supuesto todo el cuerpo participa en el “chute hormonal” de un embarazo.

Y lo de alquiler, aún más ridículo si cabe, puesto que no se alquila, se compra. Por más que digan que se alquila la capacidad reproductiva, no es cierto, se compra un bebé, nuevecito, a estrenar. Sigue leyendo “¿Por qué lo llaman altruismo cuando se trata de explotación?”

Neoliberalismo y vientres de alquiler

Autora: Inma Guillem Salvador, Cofundadora de la Plataforma animalista Cassola sense corada. Ha sido coordinadora del Área de feminismo de EUPV en la comarca de la Vall d’Albaida, e integrante del Area de feminismo de EUPV. Actualmente forma parte de Stop Vientres de Aquiler.


Decía Emilia Pardo Bazán hace ya más de un siglo: “Es un error que el papel que le corresponde a la mujer en las funciones reproductivas determine las restantes funciones de su vida”. Poco han cambiado las cosas desde entonces.

Como evolución, podemos constatar que las funciones reproductivas, además de determinar la vida de las mujeres, hoy se inicia el debate de cómo rentabilizarlas al máximo.

¿Qué pinta el neoliberalismo en todo esto?

El neoliberalismo es un sistema político. Uno de sus postulados es la defensa de los derechos y deseos individuales de las personas. Un sistema que educa en la competencia, donde son las decisiones individuales las únicas que repercuten en la situación económica y social de las personas.

Si tú trabajas en un almacén descargando camiones, por ejemplo, no es porque el sistema necesite de la explotación de los pobres para beneficiar a los ricos, no es porque no hayas podido formarte y estudiar por falta de medios, sino porque eres mediocre y tú eres responsable de tu situación. Es muy importante que se entienda este concepto. Una persona neoliberal te dirá que defender los derechos individuales es defender los derechos colectivos, porque los colectivos están formados por individuos.

Ahí es donde entran en escena los vientres de alquiler. Sigue leyendo “Neoliberalismo y vientres de alquiler”

Marca España: mercado de mujeres y bebés

Autora: Ana Trejo Pulido

Mujer, madre y feminista, extremeña, licenciada en C.C. P.P. y Sociología, experta en Divulgación y Cultura Científica. Creadora de “Stop Vientres de Alquiler” y del blog “El Nido en la Plaza”.


Urge derrocar esta cultura patriarcal para que las mujeres y las criaturas dejemos de ser vistas como propiedad de los hombres. Es necesario impulsar políticas socioeconómicas que protejan la infancia y a las madres, como ocurre en otros países europeos y acabar con la pobreza infantil y de las mujeres que son mayoritariamente las que están a cargo de las familias monomarentales, y que son los principales colectivos que están sufriendo las consecuencias de esta crisis perpetua que azota nuestro país; y serán las principales víctimas de la práctica de los vientres de alquiler. Sigue leyendo “Marca España: mercado de mujeres y bebés”

Vientres de alquiler: violación del derecho a la salud materna y primal.

Autora: Ana Trejo Pulido

Mujer, madre y feminista, extremeña, licenciada en C.C. P.P. y Sociología, experta en Divulgación y Cultura Científica. Creadora de “Stop Vientres de Alquiler” y del blog “El Nido en la Plaza”.


Introducción

Como mujer, hija, madre y feminista no tendría mucho que decir ante esta barbaridad de los vientres de alquiler que nos están metiendo por los ojos como un problema de actualidad, cuando los problemas reales de la maternidad son otros, son los que vivimos las mujeres que somos madres, o las que no los somos, porque no queremos, o porque queremos y no podemos en este mundo horrible que hemos construido. El problema de la maternidad desde luego no es el de los ricos que quieren comprar criaturas.

No diría mucho sobre este tema, más que, igual que no se mata, no se viola, no se agrede… no se pueden comprar niños y no se puede explotar sexual-reproductivamente a las mujeres para satisfacer yo que sé qué deseos, porque ¿acaso a esta mierda se le puede llamar deseo de paternidad/maternidad?, ¿dónde se quebró ese deseo de paternidad/maternidad convirtiéndose en algo que implica el ejercicio de la violencia sobre el origen de la vida?

El deseo legítimo de tener criaturas se quebró seguramente en el mismo espacio oscuro de la (des)humanidad, dónde el deseo y el placer sexual quedó enterrado bajo la pulsión de dominación, subyugación, violencia.

Las mujeres no parimos “algo”, parimos a “alguien”. Puedes comprar algo, pero no puedes comprar a “alguien”. Punto.

Diría sólo esto, pero para una charla puede quedar corto, por eso, para las Jornadas organizadas por la Red Feminista de Extremadura en las que participé el pasado 18 de junio, preparé una argumentación más extensa contra la práctica de los vientres de alquiler apoyándome en el trabajo de personas cuyas aportaciones a este debate me han “tocado” el alma, y que además se asientan sobre una profunda reflexión, así como sobre la evidencia científica en torno a la gestación y al parto. Cosas que las madres ya sabemos o intuimos.

He tratado de dar un enfoque centrado en destacar, el valor del origen materno de la vida, sobre el que creo somos todos muy ignorantes como sociedad; y la vulneración del derecho a la salud maternal y primal que implica esta práctica. Derechos que por cierto, en general, también ignoramos, por lo que es tremendamente fácil que asumamos como legítima una violencia para otros, que ya asumimos para nosotras mismas y nuestras criaturas.

6 de julio de 2017.


Reflexionaré sobre los vientres de alquiler centrándome en las consecuencias de esta práctica en la salud y el bienestar de las mujeres y los bebés; y por tanto, en la salud y bienestar de la humanidad. Analizaré tres cuestiones fundamentales ligadas a la maternidad subrogada y su impacto en la salud; entendida la salud desde una perspectiva amplia, como un estado completo de bienestar físico, mental y social:

  • La cosificación y mercantilización de las mujeres y los bebés así gestados.
  • La explotación sexual reproductiva de las mujeres gestantes.
  • La violación del derecho a la salud sexual y reproductiva de las mujeres, y la violación del derecho a la salud primal de las criaturas.

Sigue leyendo “Vientres de alquiler: violación del derecho a la salud materna y primal.”

El mercado humano

En la radio, tras las señales horarias de primera hora de la mañana, la noticia que abre el día suele ser las fluctuaciones de la bolsa. Casi sería preferible que leyeran el horóscopo. Tras dar la pertinente información de si los valores han bajado o subido medio punto, de inmediato se da paso a los anuncios: un robot cortacésped, una alarma para el chalet, un coche… y por supuesto la nueva temporada en cuanto a ropa. En la feria neoliberal todas las piezas están pensadas para encajar y que la rueda del consumo no se detenga. Si el consumidor no tiene recursos para lo anterior siempre podrá sacar cinco euros para comprarse una camiseta. Puedes no tener casa, puedes no tener trabajo, ni coche, pero la moda rápida siempre estará a tu alcance. El desastre ecológico y humano de ese negocio textil ya es otro asunto (y puedes verlo en este documental).

Hace unos años sorprendió la espeluznante noticia de un joven chino que había vendido un riñón para comprarse un iphone y un ipad. Cuando uno no tiene nada, le queda el cuerpo. A mediados de los años ochenta, el periodista alemán Günter Wallraff se hizo pasar por turco en Alemania y se dio cuenta de que entre los pocos trabajos a los que podía acceder un inmigrante irregal estaba el de voluntario en ensayos clínicos. Él lo llamaba “hacer una farmacarrera”. Los pobres son perfectos como conejillos de Indias: venden sus cuerpos por poco dinero, y si les pasa algo, con una póliza de seguro equivalente a una insignificante fracción de las ganancias del laboratorio es muy probable que sus familias no digan nada. Lo contó en su libro Cabeza de turco.

Seguir leyendo.

Carta abierta a Podemos sobre los vientres de alquiler

Cuando seguí a Podemos fundamentalmente lo hice porque defendía a los de abajo, los derechos sociales, laborales, los derechos humanos y al feminismo.Todas y cada una de sus luchas las llevo haciendo junto a ellos desde el 2014, estando del lado del que sufre la injusticia y elaborando leyes para impedirlas y nunca me han decepcionado.
DEBATES EN BASES SIMPLISTAS “ES MI CUERPO YO DECIDO”

De pronto se abre en la sociedad un debate: “Los vientres de Alquiler” y lo abren con la premisa de la complejidad del tema en base a lemas contradictorios que surgen en simples pancartas resumidas en escuetas frases, que en una manifestación puede ser una imagen sinóptica de una realidad pero siempre con un contexto. Este es un lema que se gritó por el aborto y a veces en la prostitución y se pretende dar por una realidad implícita en la voluntariedad de los vientres de alquiler, donde ya de por si es simplificar hasta la banalidad mezclar dos cosas con fines diferentes donde lo único que hay en común es una mujer y un coño. Pero entonces las plataformas defensoras de los derecho de las prostitutas se aferran al lema pensando que hacen peligrar su libertad de mercantilizar su cuerpo y las personas que defienden el aborto también les entra el canguelo pensando que no pueden dar un mensaje contradictorio que termine eliminando el derecho…obviamente porque cuando las cosas se basan en simples lemas la vida se simplifica y se termina haciendo verdaderas burradas al mezclar churras y merinas.

Seguir leyendo.

La ‘gestación subrogada’ como nuevo negocio transnacional

Por María José Guerra Palmero.

La gestación subrogada es uno de los negocios transnacionales en expansión en el contexto de la economía global, y sus cifras estarían ya superando las de la adopción internacional. La bioética neoliberal incita a mujeres de países empobrecidos, a través de agencias mediadoras que ganan mucho dinero, a alquilar sus úteros para gestar los hijos e hijas de parejas adineradas de países desarrollados. En este artículo, María José Guerra Palmero analiza este fenómeno que, dentro de las lógicas capitalistas, mercantiliza el cuerpo de las mujeres con objetivos reproductivos. La filósofa española es crítica con el sistema económico capitalista que explota y codifica a las mujeres, y llama la atención sobre la necesidad de adoptar enfoques interseccionales para repensar el problema.

Seguir leyendo.

El sueño masculino: maternidad subrogada

Por Victoria Sendón de León.

Dado el apasionado debate actual sobre los “vientres de alquiler”, les voy a pasar unos textos de dos tragedias griegas, que indican que ya en el siglo V antes de nuestra Era, el Patriarcado escondía en su imaginario esa aspiración a que la criatura fuera exclusivamente del padre, incluso previo pago. Estos textos pueden demostrar que desde hace milenios era una obsesión anular el poder de la maternidad propio de las mujeres. Creo que estos textos serán suficientes. Después de 25 siglos ¿conseguirán realizar su sueño?

Seguir leyendo

Contra el tráfico de recién nacidos

Por Ibone Olza.

Estoy en contra de la compraventa de recién nacidos, más conocida como subrogación. Creo que atenta contra los derechos humanos básicos: conlleva la explotación de mujeres pobres y el tráfico de bebés sin que haya el más mínimo control sobre en manos de quien van a parar los recién nacidos.

Creo que la subrogración, igual que la donación de órganos o de leche materna, debería ser legislada de forma que sólo se permitiera en casos en los que existe un vínculo significativo entre la madre que va a gestar al bebé y la que lo va a criar.

Seguir leyendo

Feministas europeas contra los vientres de alquiler

Por Pilar Aguilar.

El jueves 23 de febrero se celebró en París una nueva reunión de las 54 asociaciones* que hace un año firmaron un manifiesto de oposición al comercio de los vientres o úteros de alquiler (en Francia, GPA: gestación para otros).

Intercambiamos informaciones sobre la situación en los diversos países europeos y constatamos la feroz campaña que se está llevando en todos para conseguir la legalización.

Constatamos igualmente que los pro-legalización utilizan los mismos tácticas de propaganda en España, Francia, Italia, Canadá o cualquier otro país del mundo.

Seguir leyendo.

Adopción y maternidad subrogada: incomparables.

Por María Berrozpe

Llevamos una semanita borrascosa. Y todo por culpa de la feria anual de maternidad subrogada que se celebrará en Madrid a principios de Mayo. Como cada año, dicho evento levanta ampollas, y no sin razón.

Pero este artículo no está destinado a argumentar en contra de esta práctica. Eso ya lo hice en su momento aquí, aquí y aquí. Y más recientemente, este mismo año, entre la multitud de artículos que se han descrito os puedo destacar estos dos:

Vientres de alquiler y aborto

Por Beatriz Gimeno

En los últimos tiempos asisto a muchos debates sobre el controvertido tema de los vientres de alquiler. En dichos encuentros tengo la oportunidad de debatir con defensores de dicha práctica o negocio y he podido ver cómo van depurando argumentos, yo también lo hago a medida que vamos conociendo mejor de qué estamos hablando. Al comienzo de este debate los argumentos eran puramente intuitivos, porque el asunto llegó como un huracán prácticamente patrocinado por las empresas y sin apenas información/argumentación de la otra parte; pero según se va desarrollando del debate vamos comprendiendo de qué estamos hablando exactamente.

Seguir leyendo

Algunos argumentos en contra de los vientres de alquiler

Por Beatriz Gimeno

Y digo bien, “vientres de alquiler”, porque gestación subrogada es otra cosa y hay que dejar bien claro cuando hablamos de ésta y cuando hablamos de lo otro. Una de las cuestiones en las que los defensores de los vientres utilizan de manera más evidente la manipulación es esta: mezclar ambos conceptos. Es una confusión interesada, claro.

En primer lugar, ni los vientres ni la gestación son una “técnica reproductiva”. Llamar técnica reproductiva a un embarazo de nueve meses con su parto correspondiente, con sus correspondientes implicaciones corporales y psicológicas, las que ocurren durante el embarazo y el parto, y las que van más allá de estos, (los cambios que son para siempre, las posibles depresiones, los estados emocionales cambiantes, las posibles complicaciones etc.) es banalizar el trabajo reproductivo de las mujeres hasta límites insoportables. Un embarazo y un parto, así como el nacimiento de los bebés, no son técnicas, a no ser que nosotras seamos vasijas; son siempre relaciones sociales, de un tipo o de otro, pero son relaciones sociales. La técnica puede ser la manera en que se produce dicho embarazo pero nunca éste, ni el parto, ni el nacimiento de un bebé ni la manera en que este pasa a formar parte de la sociedad en la que nace.

Seguir leyendo

Sobre los vientres de alquiler (o, en neolengua, gestación subrogada)

Por @Barbijaputa

Ninguna mujer puede llamarse a sí misma “libre” cuando no tiene el control sobre su propio cuerpo’. Margaret Sanger

No es difícil caer en las trampas del liberalismo, y más fácil aún es caer en su frase estrella: “Que cada uno haga lo que quiera”. Parece una expresión lógica, libre, legítima. Sin embargo, el mensaje que lleva implícito es el de: “Que los privilegiados hagan lo que quieran aprovechándose de que la gran parte del mundo no tiene opciones para elegir”.

Seguir leyendo.

Los vientres de alquiler: la cara más brutal del ‘gaypitalismo’

Por @RaulSolisEU 

Soy gay. Lo especifico porque, teniendo como tengo infinidad de círculos sociales en los que participan hombres homosexuales, no sabía que el tema de los vientres de alquiler o gestación subrogada era tan trending topic para los gays. Es más, hace sólo seis meses no conocía a nadie que quisiera ser padre por medio de este modo encarnizado. Conocía a famosos ricos, pero no a gays normales con los que yo me relaciono.

Seguir leyendo

La gestación subrogada es violencia

Por Ibone Olza

Lo peor que le puede pasar a un recién nacido es que le separen de su madre”. La frase del neonatólogo Nils Bergman, investigador referente a nivel mundial, sintetiza muy bien toda la evidencia científica actual que demuestra lo doloroso que es para los bebés ser separados de su madre nada más nacer. Las consecuencias son más dañinas y las secuelas más graves, obviamente, cuanto más prolongada es la separación. Precisamente por toda esa evidencia ya sólo situaciones de cierta gravedad médica justifican esa separación inmediata.

Seguir leyendo

El vientre de la mujer como objeto de consumo

Por Cristina Fallarás.

Ocho puntos para afrontar los “vientres de alquiler”, fenómeno de del cual no se conocen cifras fiables y que contará con su propia feria en Madrid el mes que viene.

Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción humana asistida.
Artículo 10. Gestación por sustitución.
1. Será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero.
2. La filiación de los hijos nacidos por gestación de sustitución será determinada por el parto.
3. Queda a salvo la posible acción de reclamación de la paternidad respecto del padre biológico, conforme a las reglas generales.

Seguir leyendo.

A %d blogueros les gusta esto: